Go to Top

Aceite de Oliva Virgen Extra

Nuestros aceites

Nuestro principal objetivo es maximizar el valor del producto por excelencia de la provincia de Jaén, el ACEITE DE OLIVA. Desde la fundación del molino en el año 1954 hasta hoy, nuestro objetivo ha sido poner a disposición del consumidor un producto de excelente calidad y a la vez saludable y natural. Nuestro aceite de oliva virgen extra es el resultado de un exhaustivo control de todo el proceso productivo, que comienza con el esmerado cultivo de las explotaciones olivareras.

Proceso productivo:

 

Recolección

    1. El fruto debe estar en el momento óptimo de maduración, al comienzo del envero (cambio de color de las aceitunas). Es un momento crítico que influye directamente en la calidad del aceite.
    2. La recolección es mecánica, haciendo vibrar el tronco del olivo. En algunas zonas, debido a la morfología del terreno y a que se trata de explotaciones con marcos de plantación tradicionales, la recolección debe hacerse de forma manual.
    3. El transporte al molino se realiza en menos de 24 horas.

  

Limpieza y toma de muestras

    1. Se eliminan los restos de hojas, ramas y otras posibles impurezas.
    2. Las aceitunas limpias se clasifican y almacenan en unas tolvas pulmón antes de ser procesadas.
    3. Todas las partidas de aceitunas, además de una vigilancia visual a la entrada en el molino, son analizadas posteriormente en laboratorio, controlando que todos parámetros físico-químicos se encuentran dentro de lo establecido.

  

Molienda

    1. Las aceitunas pasan por unas cribas de acero inoxidable que las trituran en partes más pequeñas, para facilitar de este modo la posterior extracción del aceite.
    2. Se lleva a cabo la separación del hueso o orujillo, que posteriormente es empleado como combustible en la caldera.

 

Batido

 La masa de aceitunas molidas es batida favoreciendo la coalescencia de todas las gotas de aceite. Es importante durante esta etapa: 

    1. Control de la temperatura: máximo 25 ºC.
    2. Control del tiempo de batido y adición de agua.

 

Centrifugación horizontal: extracción del aceite

Se lleva a cabo separación entre el aceite y el alpeorujo (Restos de pulpa, aguas de vegetación y piel). El alpeorujo, considerado un subproducto, es transportado a la extractora para un tratamiento adecuado del mismo.

 

Centrifugación vertical: limpieza del aceite

Se eliminan del aceite posibles impurezas. Se añade agua controlando el caudal y la temperatura. El agua que interviene en el proceso se recupera en balsas de acumulación para su posteriormente empleo como riego en el olivar (fertirrigación).

 

Almacenamiento

En nuestra bodega climatizada y clasificada por calidades, se almacena el aceite de oliva en depósitos de acero inoxidable, donde a su vez tiene lugar un proceso de decantación natural.

 

Filtrado

Previo al envasado, todos los aceites son filtrados, eliminando cualquier partícula en suspensión y dándole al aceite un aspecto limpio y brillante. Este proceso asegura una mejor conservación del mismo. Para aquellos aceites que no son filtrados, se emplea el término “en rama”.

 

Envasado

En nuestra nueva planta tiene lugar el proceso de envasado en los diferentes formatos que ponemos a disposición en el mercado. Esta es la última fase en la que se tiene contacto con el aceite y donde se llevan a cabo los últimos y exigentes controles de calidad antes de poner a disposición del consumidor el producto.

 

ACEITES DE OLIVA

– Aceite de Oliva Virgen Extra Gama de envases

ACEITES DE OLIVA